Pagina nueva 1

 

Tratamientos

Si tu piel presenta algún tipo de trastorno o anomalía, primero debes identificarla y lo que posiblemente pueda haberla ocasionado y luego encontrar el tratamiento que necesites.

A continuación te mostraremos algunos tratamientos:

En caso de que tu piel presente:

Ancé:

- Lavarte la cara al menos dos veces al día con jabón astringente y agua tibia.

- No te frotes fuertemente con la toalla luego de lavarte la cara puesto que de esta manera podrías empeorar el acne irritando la piel y los poros.

- Si usas maquillaje o pantalla solar, asegúrate de que no contenga aceite. Esto significa que dichos productos están elaborados precisamente para dejar a tu piel respirar a fin de no obstruir los poros ni producir por consiguiente acne. Y cuando te laves la cara, asegúrate de dedicar suficiente tiempo a quitarte todo el maquillaje.

- Impide que tu piel entre en contacto con el pelo, ya que este genera aceites.

- Opta por una limpieza facial periódica con un experto.

Manchas:

- Usa cremas blanqueadoras Estas cremas ayudan a aclarar la piel.   Las más fuertes tienen concentraciones más alta de los ingredientes activos y normalmente requieren receta medica.   

- Usa lociones exfoliantes  Estas cremas aceleran la exfoliación de las manchas por lo que paulatinamente desaparecen.  

- Evita la exposición al sol

- Y recuerda aplicarte cada mañana una crema indicada para tu tipo de piel con protección UV.

Rosácea:

El tipo de medicamento que su médico le recomendará dependerá de la apariencia de su piel. El tratamiento por lo general es óptimo para mejorar los granos y abultamientos de la rosácea. Lo más difícil de tratar es el enrojecimiento de la piel. Los medicamentos que se usan para tratar la rosácea incluyen antibióticos, que se pueden ingerir en pastillas o aplicar sobre la piel. Su médico le puede recomendar un antibiótico oral para comenzar, y para continuar, un gel o crema con antibiótico llamado metronidazol que se aplica sobre la piel.

Se puede tomar hasta dos meses de tratamiento antes de que la piel se vea mejor. A medida que su piel mejora, la cantidad de antibiótico oral que usted toma, con frecuencia, puede disminuirse o interrumpirse. El tratamiento con el gel puede continuar. Es difícil saber durante cuánto tiempo va a necesitar tratamiento para la rosácea. La piel de cada personas es distinta, y su médico probablemente va a querer ajustarle el tratamiento.

Se puede usar cirugía. Los vasos sanguíneos agrandados de su cara a veces pueden removerse usando una aguja eléctrica delgada o con cirugía con láser.